jueves, 13 de agosto de 2015

tropezar con uno mismo


1 comentario:

  1. Qué bueno, qué bueno. Cuando el cerebro es piedra, muy profundo. Acabarás dejando corto a El Roto. Y yo disfruto tu filosofía. Un abrazo.

    ResponderEliminar